Otro día más trabajando para pagar y pagar facturas. Yendo de puerta en puerta a vender seguros a desconfiadas amas de casa. Después de lo ocurrido una de las últimas veces, como ya os comenté, cada vez que me abría la puerta una señora madurita de buen ver, me daban ganas de repetir la experiencia vivida anteriormente. Pero no era necesario correr riesgos. Aquello fue una locura irrepetible. Pero lo que me paso el otro día me dio esperanza en la humanidad, no sólo vendí una póliza de seguro, si no que me folle a quién se lo había vendido.

Llamé al timbre, tardaron un poco en abrir, pero finalmente me abrió un hombre que iba completamente desnudo salvo por una toalla que llevaba puesta en la cintura. Le comenté quién era, me imaginaba que no era buen momento y así se lo hice saber. Increíblemente ,me sorprendió que el hombre me invitase a pasar. Me llevó al salón y me invitó a sentarme. Me pidió que esperase un poco a que se pusiera algo de ropa. Enseguida vendría.

Cuál fue mi sorpresa que volvió al salón con la misma toalla, se sentó a mi lado y me pidió que si no me importaba como iba, que le contase sobre la poliza. Ahí me puse a relatarle las ventajas de contratar el seguro con nosotros.

Al rato, me interrumpe y me dice quer le parece interesante, pero que que ahora estaba más preocupado por follarse a su mujer, la cuál estaba esperando en la cama. Me quedé blanco. Pero lo que más me alucinó fue que me invitase a participar. Me confesó que le ponía ver como se follaban a su mujer y que yo era del perfil que le gustaba a ella. Me quedé sin palabras.

Le pregunté si era una broma, y él me dijo que en absoluto. Me invitaban a la fiesta, es más, habían llamado a una chica también de putas valencia para sumarse a la fiesta y montarnos una pequeña orgía. Por supuesto que me sumé.

Empezamos a tontear los tres hasta que llegase la chica de putas en valencia. habian buscado a alguien que hiciese anal en Valencia y encontraron a esta chica, eso es lo que comentó el amigo.

Mientras llegaba, me presentó a su mujer, que estaba saliendo de la ducha, tetas operadas bien grandes, milf pelirroja tintado, muy sexy y en cuanto se dio la vuelta pude ver es culazo. Estaba bien buena. les pedí si me podía dar una ducha. Una vez dentro, se acerca la amiga en cuestión desnuda y se mete conmigo. Se arrodilla y empieza a enjabonarme la polla. Estaba ya empalmado mientras ella me masajeaba con jabón. Aclaró y se la metió en la boca.

Estaba muy buena esta mujer, y la chupaba de escándalo. Esos ojos azules mirándote mientras te come la polla era el no va más. qué manera de succionar. ni me percaté hasta bien pasado un rato de que el marido nos estaba grabando en vídeo. El marido me dijo que me tranquilizara, era para ellos el vídeo. A mi ya todo me daba igual. su mujer me estaba comiendo la polla como nunca antes me la habían comido.

No pude aguantar y me corrí en su boca, mientras me corría, seguía chupando y soltando semen por la boca, todo eso bajo la ducha. Sencillamente espectacular. Y esto no había hecho más que comenzar.

Llegó la chica de escorts en Valencia, era también espectacular, más jovencita, rubita, delgadita pero con un par de buenas tetas bien grandes. Nos presentaron, nos tomamos unas copas y nos metimos los cuatro en la cama. Yo empecé con la rubita, nos pusimos directamente a follar, me puse la goma y me puse encima de ella en plan misionero a follármela mientras me comí sus precioso pechos. Los otros, el marido y su mujer estaban detrás nuestra. Ella estaba abierta de patas y él coméndole el coño.

Era mi primera vez en una orgía, pero era como si las hubiese hecho toda mi vida. Hacia lo que quería. El marido me invitó a tumbarme bocarriba para ser cabalgado por su esposa. Después de estar un rato así la rubita puso su culito encima de mi cara para hacerme un facesitting en toda regla. El marido se limitaba a grabarnos. casi todo el rato fueron dos tías para mí!…

Después de follar en todas las posturas, chuparnos y lamernos todo el cuerpo, llegó la hora de correrme. me puse de pie en la cama, cogí de los pelos a las dos y las puse a comerme el rabo al mismo tiempo hasta que me corrí en las tetas de la puta y en la cara de la mujer del amigo. Aquí no acabó la cosa.

Con toda la cara empapada de lefa, la mujer del amigo, me pide que me tumbe en la cama boca arriba, se me pone encima a masturbarse en mi cara, no sabía muy bien que es lo que quería que hiciese, no me dio tiempo a pensar, eyaculó sobre mí…era la primera vez que me hacian Squirting.

No os lo voy a negar, me moló, y además vi que era justo, no me había corrido yo en su cara…pues ella también en la mía.

Os lo confieso, cada vez más, me gusta mi trabajo.

RELATOS DE UN COMERCIAL

 

Recommended Posts

Deja tu comentario