Esto sucedió hace bastante tiempo, mas o menos por Agosto de 2011, (mas adelante entenderéis el por que), yo soy de Madrid y todo el mundo me llama Alex, tenia por aquella epoca unos 23 años y estaba bien cuidado por aquella época, pelo cortito, peinado hacia un lado, pensaba unos 80 kilos y me mantenía en forma haciendo ejercicio diario en un gym cerca de mi casa, yo soy un chico de lo mas normal de este mundo ni soy un hombreton ni tampoco un cualquiera, soy un poco mas guapo que la media eso si y muchas amigas dicen que tengo un algo que no saben lo que es.

Os pongo un poco en situación, era un Agosto bastante caluroso y como yo vivía en una urbanización a las afueras de Madrid, teníamos piscina comunitaria, así que para refrescarme un poco me baje a pegarme un bañito en la piscina y como amante de la lectura me baje un libro que me acababan de dejar que era el primer libro de la seria 50 sombras de grey que por aquella época estaba pegando muy fuerte y en la oficina a mis compañeras les encantaba y hablaban a escondidas sobre lo que tenia ese libro, siempre a escondidas claro y por supuesto quise leer aquello de las que todas hablaban y murmuraban en la oficina en cada rato que tenían libro, no quería que nadie supiese que libro estaba leyendo ya que me daba un poco de cosa que vieran la portada y reconocieran que estaba leyendo un libro algo calentito y yo tenia cierta reputación que tenia que conservar en la comunidad.

Ese día lo recuerdo con muchísimo calor, con muy poquito gente en la piscina, era Agosto y todo el mundo estaba de vacaciones así que lo que había  era una familia con sus hijos, una chica de unos 40 años, el socorrista y yo, en primera instancia yo no me fije mucho en aquella mujer de unos 40 con bikini rosa, pero una vez que estaba dentro de la piscina refrescandome un poco me fije en ella con mas detalle, mujer esbelta de unos 40, pelo largo liso de color negro muy oscuro y hasta media espalda, un pecho bastante correcto seria de una 95 o 100, con la cara muy fina y sin maquillaje, el bikini era un rosa chicle muy eléctrico con braguitas tipo brasileña enseñando bastante los cachetes así que me quede un rato mirándola hasta que ella inesperadamente se percato de que la estaba mirando muy detenidamente y con demasiado detalle digamos, yo me quede un rato parado en la zona donde no cubre intentando relajarme pero a su vez sin querer perder detalle de aquella mujerona.

Después de un rato ella salio de la piscina por la parte donde yo estaba, por que en una esquina de la piscina tenemos una pequeña escalera por donde se sale, ella sabia que yo la estaba mirando así que ella salio bastante insinuante que digamos, moviendo mucho las caderas para que tuviera buenas vistas de aquel precioso bikini, al cabo de unos segundos yo también salí de la piscina y como podéis suponer intentado que no se me notara mucho el bulto de mi bañador ya que viendo semejante mujer, digamos que mi querido amigo se puso un poco contento.

Me dispuse a secarme un poco y a empezar ese libro del que todas las mujeres de la oficina hablaban sin parar y que deseaban que el famoso Grey les hiciera, por supuesto al libro le había puesto otra tapa que tenia de otro libro que trataba sobre la segunda guerra mundial, así si alguien  me miraba vería que estoy leyendo algo de historia en vez de un libro algo subsidio de tono y no me llamaran pervertido ni nada por el estilo, antes de empezar a leer ese libro me hice un cigarro con tabaco de liar mientras usa vez localizaba a esa mujer que me había cautivado tanto, mirando y remirando no la encontraba hasta que la vi venir de la caseta donde se encontraban los baños, ella salia de los baños como marcando terreno, enseñando sus encantos, creo que ella sabia que yo la estaría mirando fijamente y que no perdería detalle alguno de sus movientos, así que cuando se puso en su toalla empece a leer ese libro con muchas ganas leyendo las andanzas de la secretaria y del rico Grey.

Paso como 1 hora mas o menos y estaba sumergido en la historia de los dos personajes y me hice otro ¨liao¨ como digo yo, intentando localizar a la mujerona que me había cautivado, la vi como a unos 10 metros de mi, sentada en una amaca y tomando el sol, estaba tumbada de tal manera que se veía perfectamente que sus pechos eran bastante impresionantes al igual que perfectos y que acababa de salir del agua por que tenia la marca de los pezones muy marcada en ese bikini rosa…

En el mismo momento que estaba haciéndome un ¨liao¨ella se volteo y me miro como me hacia el cigarro, como yo tenia las gafas de sol puestas ella no sabia que estaba mirando y para sorpresa de mi se levanto de la amaca y venia directamente hacia mi, como podréis imaginar yo estaba muy muy muy nervioso tanto que se me callo el cigarro al suelo cuando derrepente ella me dijo:

-Mujerona: Hola buenas ¿tienes un cigarro para darme? es que me he dejado el tabaco en casa..

-Yo Tartamudeando un poco: Siiii claro pero son cigarros ¨liaos¨ ¿no te importa no?

-Mujerona: Que vaaa si al final sigue siendo tabaco.

Mientras le hacia un cigarro bastante nervioso ella me pregunto:

-Mujerona: ¿Que estas leyendo?

-Yo: Na un libro de la segunda guerra mundial sobre armamento y tácticas de combate…

-Yo no sabia ni donde meterme ya que sonó un poco demasiado friki que digamos.

-Mujerona: Uffff Tiene que ser algo complicado de entender ¿no?

-Yo: Que va soy una persona bastante curiosa en todos los sentidos y me gusta bastante curiosea…

No podéis saber lo nervioso que estaba…

-Mujerona: Las personas curiosas son las que mas me gustan ya que nunca sabes con que te van a sorprender…

Creo que ha partir de aquí empezó el lanzamiento de lectura entre lineas que a muchos nos gusta y sobre todo ami.

Yo: Bueno si soy bastante curioso que digamos y me gusta mucho ser curioso, nunca dejas de aprender…

A partir de aquí la conversación fluyo bastante bien, hablamos de muchas cosas y temas muy diferentes y cada vez esa mujerona me estaba cautivando poco a poco y cada vez me fijaba mas en ella sobre todo en su precioso cuerpo, en su boca y en esa larga lengua con piercing que tenia, poco a poco empece a tener pensamientos un poco mas calientes y mas pervertidos y como podéis imaginar en mi bañador empezó a salir un bulto que intente disimular con el supuesto libro que estaba leyendo y con tan malisima suerte que se resbalo cayendo al suelo y quedándose la portada a la vista, esa portanta tan reconocible del libro y que ella quedándose fijamente mirando me dijo:

 

-Mujerona: Andaaaaa que libro tan bueno y tan lleno de curiosidades sobre la segunda guerra mundial…

-Yo: Perdona por decirte que era otro libro pero me da un poco de vergüenza que supieras que estaba leyendo esto…

-Mujerona: No pasa nada es simple curiosidad que lo leas, ahora esta de moda entre las mujeres este libro por la cantidad de contenido erótico que tiene.

-Yo: No te puedo decir ya que no he leído casi nada pero todas las compañeras del trabajo dicen que ojala sus maridos fueran el famoso Grey…

-Mujerona: Eso son solo algunas mujeres que no les dan caña los maridos y se ponen calientes con 4 párrafos subidos de tono…

-Yo: Tendre que leer mas el libro para comentarlo contigo por que no me has dado tiempo a leer nada…

-Mujerona: Si quieres vente a cenar a mi casa y te comento de que va el libro mas en profundidad…

Yo ya estaba nerviosito perdido, no sabia que hace ni que decir pero en un acto de valentía la dije.

-Yo: Claro no me importaría, así maraña puedo comentarlo con las compañeras del trabajo y así no me quedo fuera de la conversacional que siempre tiene…

-Mujerona: Perfecto así veo cual es tu grado de curiosidad que tan intrigada me tiene….

Me dejo, como decirlo un poco intrigado, yo no sabia si ella estaba casada, tenia novio, o si me encontraría algo que no me gustara en su cada, pero fui valiente, no soy de esos que se acuestan a la primeras de cambio con cualquier mujer, soy mas chapado a la antigua pero eso mujer me tenia cautivado y engatusado con su cuerpo y con sus movimientos de cadera.

Recogimos nuestras cosas y como caballero que soy le lleve la amaca y la toalla, ella por su parte me dijo que era muy caballeroso y que pocos hombre había así, que era algo en peligro de extinción y que era muy curioso ver a un hombre así…

Fuimos hacia su portal y yo no paraba de fijarme en sus caderas, en esas braguitas que enseñaban medio cachete y en como se movían, solo me venían cosas muy calientes a la cabeza y otra vez mi compañero empezá a sobresalir del bañador y no tenia manera de ocultarlo, justo en ese momento, ella se paro para abrir la puerta cuando se percato de mi bulto en el bañador, que no era muy exagerado pero si se notaba que digamos.

Subimos hasta el ático, un ático igual al mio pero en otro portal y con otras vistas, nada mas entre por la puerta vi que era una casa de mujer soltera, muy llamativo todo, colores muy eléctricos por todos lados y un olor a dulce muy particular como a chicle de fresa que inundaba toda la casa, la dije que yo vivía en otro ático igual de otro portal cuando me soltó deja las cosas en la terraza, así que me diriji a la terraza que ya sabia donde estaba cuando me percate que en el salón tenia un sofá muy peculiar, un sofá del sexo lo llamaban, lo se por que una vez estube en un hotel y tenia ese sofá que era muy propio para tener sexo sin descontrol encima de el, también me fije bastante si ella tenia fotos con algún hombre lo cual no tenia solo fotos de familia y fotos con amigas pero fotos que dieran que estaba casada o tenia novio ninguna con lo cual respire, ya que yo por aquella época tampoco tenia pareja, ni tampoco la quería, al salir a la terraza me di cuenta de que tenia una jacuzzi bastante amplio en una esquina de la terraza y empece a hacer mis teorías locas sobre ella, mujer soltera, bien cuidada, cuarentona…

Empece a darle a la cabeza y empece a pensar cosas del estilo esta de fijo que me ha subido para algo no para comentarme el libro ni nada por el estilo, yo ya estaba como una moto pensando que esa misma noche me tocaba guerra con una mujer espectacular y que esa noche iva a ser bastante larga cuando derrepente ella apareció con una camiseta blanca un poco transparente a la cual se podría intuir mucho el tamaño de sus pechos que eran bastante importante y sobre todo los pezones erectos que tenia y una minifalda de color blanco muy muy muy cortina, mas bien cinturón ancho como digo yo, ella me pregunto que si me gustaba la casa a lo cual respondí que la tenia bastante bien y muy llamativa para mi gusto y que el olor a chicle de fresa me gustaba mucho, ella ni corta ni perezosa me contesto que era una casa de solteras con muchas curiosidades muy interesantes, volvía otra vez el juego de leer entre lineas que tanto me había gustado…

Al poco tiempo me comento que que me apetecía de cenar, que tenia mucha hambre y que quería un postre muy suculento a lo cual yo ya perdí bastante la cabeza por que sabia que esa noche iva ser bastante bastante interesante, yo la comente que no había traído la cartera que iva en un momento a buscarla a casa y enseguida ella me contesto yo te invito tu ya me invitaras a otra cosa, como podéis imaginar esa chica sabia bastante bien a que estaba jugando y sabia bastante bien como jugar con un hombre jovencito como yo, sabia dar en las teclas correctas para mantenerme excitado pero sin decirlo.

Después de un rato que ella estuvo buscando que cenar por Internet me dijo que había pedido algo exótico y picante a lo cual yo ya no pude resistirme mas y empece a jugar como ella hacia conmigo,

-Yo: ¿Exótico y picante? Creo que de eso alguien va muy sobrada…

-Mujerona: ¿Siiii? No se de quien me hablas pero se quien me lo va a decir…

-Yo: Creo que si lo sabes y creo que de esto trata el famoso libro que me vas a comentar ¿no?

-Mujerona: Si el libro trata de un chico muy pervertido y una mujer muy inocente pero creo que aquí la historia es al revés, una mujer muy pervertida y un ñoño muy inocente..

-Yo: Bueno eso habría que verlo si ambas partes de la historia son así o si alguno se confunde…

Empezamos un rifi-rafe de mensajes ocultos muy provocativos hasta que la pregunte que si podía ir al baño un momento, a lo cual ella me contesto que fuera al de su habitación que el otro estaba estropeado y que ya sabia el camino,cuando entre ne la habitación me sentí muy intrigado por todo lo que había, una habitación con una luz negra típica de discotecas, una cajonera de metraquilato con la ropa a la vista y ya el remate fue cuando llegue al baño me quede muy impactado por todo lo que vi encima de la encimera, no os podéis imaginar el catalogo de consoladores, geles, bolas chinas, arneses con consoladores que había, eso parecía un catalogo de un sex show mas que un baño normal, empece a mirar todo y me quede un poco impactado, sabia perfectamente que esta mujerona me iva a hacer todo un hombre esa noche, era algo fuera de lo normal lo que había en ese baño me apresure a salir ya que estube ayi como 10 minutos, cuando llegue a la terraza ella estaba poniendo el jacuzzi a funcionar y desde la puerta del salón pude verla de espaldas con la minifalda subida hasta la cintura, ella no tenia bragas puestas ni tanga puesto, me quede mirando ese culo tan espectacular totalmente depilado y de color muy claro, tropecé con la puerta del salón aposta para que me escuchase entrar a lo cual ella se giro y coloco la falda rápidamente y lo cual empezamos otra conversación antes de la batalla que me tenia preparada la mujerona….

-Mujerona: ¿Ya vienes? He puesto el jacuzzi me apetece darme un barito antes de cenar.

-Yo: Muy curioso la verdad, es muy curioso el catalogo que tienes encima de la encimara.

-Mujerona: Tenia que haberte avisado pero el otro esta estropeado y no quedaba mas remedio que vieras mi oculto secreto…

-Yo: Me gusta muchísimo tu secreto la verdad, tienes una gran variedad de articulo muy curiosos e interesantes creo que voy a tener que ser curioso preguntando creo yo.

-Mujerona: Pregunta lo que quieras yo soy muy abierta en esos temas.

-Yo: Verdad que no me has traído para contarme el libro ¿verdad?

-Mujerona: ¿Tu te lo has creído?

-Yo: Creo que me voy a hacer el chico inocente de esta historia…

En ese mismo instante ella se fue y volvió con una caja de color negro bastante grande como 4 cajas de zapatillas de deporte, donde se podía leer ” El cajón de los juguetes” yo en ese mismo instante me dio un vuelco el corazón ya que empece a pensar que iba a jugar conmigo con esos juguetes y yo era el probé ñiño inocente que ella decía que seria, en ese momento llamaron al puerta, era el repartidor de la cena, justo en ese momento que ella se fue a por la comida abrí la caja y empece a ver lo que tenia, una cantidad de juguetes eróticos que por lo pude deducir eran todos para el hombre, no había consoladores ni cosas de mujer, sino geles, micro consoladores, huevos de colores y sin fin de cosas que me intrigaban bastante, en cuanto escuche la puerta cerrarse tape la caja rápidamente y me senté teniendo que ocultar mi bulto de los pantalones de nuevo…

-Mujerona: Ya esta aquí la cena pero creo que me interesa mas el postre ahora mismo…

-Yo: ¿que postre?

-Mujerona: Creo que el postre tengo que sacártelo y creo que te va a gustar la manera que tengo tan especial de conseguirlo….

Yo ya estaba que reventaba con tanta provocación, yo sabia que me lo iba a pasar demasiado bien esa misma noche y sabia perfectamente que ella me iba a enseñar lo que era la primera mujerona que iva a probar en mi vida y que hay iva a pasar algo que siempre recordaría…

Ella se quita la ropa muy sensualmente, despacio y con mucha calma, sabia muy bien provocarme de una manera que nunca había visto.

-Mujerona: ¿Quieres ser ese ñiño inocente del que te hablo?

-Yo: Pues creo que es bastante interesante lo que me propones…

-Mujerona: ¿Cuantas mujeres maduritas has probado?

-Yo: Seras la primera con 23 años que tengo…

-Mujerona: Me encanta tan jovencitos, creo que me lo voy a pasar bastante bien…

Yo todavía estaba vestido, ella estaba sin ropa, era espectacular, unos pechos preciosos, redondos, firmes, altos, unos pezones, pequeños, erectos, muy rosados, una cuerpo delgado y marcado, un pubis sin ningún pelo, muy rosado, unas piernas finas y largas, yo ya no lo podía soportar mas, me levante y me fui a quitar el bañador a lo que ella me dijo, todavía es pronto ñiño y hoy mando yo en ti…

Estaba que no podía mas, tenia las pulsaciones a mil por minuto, sin esperarmelo me pone un antifaz en los ojos, yo no podía observar ni ver nada de lo que iva a pasar en ese momento, a los segundos note que me daba un beso en los labios, era jugosos y tiernos a la vez que tenían un sabor como a sandia muy muy muy fría, acto seguido empezó a darme besos en el cuello desde mi espalda y sentí como me cogía de las manos y me las colocaba en la espalda y enseguida note unas esposas en las muñecas cuando me dijo hoy me lo voy a pasar muy bien contigo hoy sera un antes y después de tu vida sexual, hoy te enseñare algo que no has sentido nunca, te daré los mayores orgasmos de tu vida, hoy me vas a dar postre hasta que me arte, hoy seras mi juguete privado.

Cuando termino de hablar la dije que que iba a hacer conmigo y que no me gustaba ese rollo que tenia a lo cual enseguida contesto si después del placer que te voy a dar no quieres mas solo tienes que decir una palabra clave ¨salto¨ me quede estupefacto por que después de algunas sesiones de conversación con las compañeras del trabajo sabia que esta mujerona me estaba haciendo lo mismo que el famoso Grey a su inocente secretaria pero yo no podía resistirme ya que estaba muy muy excitado y solo quería correrme como nunca y disfrutar de aquella mujerona…

Al cabo de unos segundos escuche como ella urgaba en la caja de los juguetes y buscaba algo, paso algo de tiempo, no se cuanto paso yo la escuchaba moverse y colocar cosas en la terraza, a los segundos pude notar como ella me bajaba por fin el bañador y dejaba libre a mi bulto, yo no lo tengo muy grande, unos 16cm y unos 4 de ancho sin ningún pelo ya que no me gusta encontrármelo a mi cuando bajo,no quiero que ellas se lo encuentre, algo bastante normalizo que digamos a lo que ella esclamos ¡MI JUGUETE DE ESTA NOCHE!

Ella empezó poco a poco a tocarme, muy sensual, con ganas pero sin prisas, derrepente sentí como una especie de gel me rozaba el pene, estaba frio, sentía un cosquilleo de vez en cuando, ella lo tocaba como para esparcirlo por todo mi pene, sentía el frio del gel pero su vez yo estaba que explotaba, ella con unas manos suaves y delicadas empezó a pajeare de una menera muy rítmica, muy despacio pero con fuerza hasta el final y repetía eso movimiento una y otra vez, hasta que derrepente sentí algo rozamdome la punta de mi pene, algo duro, no era su lengua, era algo duro que metió hasta el final, era como un tubo que me rodeaba el pene, sentí como formas que me rozaban por todo el pene, pero sin esperarlo sentí como un pequeño cosquilleo, un pequeño hormigueo como cuando se te queda dormido el brazo, era algo que me estaba haciendo explotar, que me estaba dando un placer que nunca había sentido, lo que tenia metido en el pene ella lo utilizaba de masajeador, ella me estaba pajeando con algo que me estaba dando un placer infinito, cuano la dije que parese que me corría, ella paro, me saco el masajeador y empezó a echarme otro poco de gel, ella empezó otra vez con sus manos delicadas a repartir ese gel por todo mi pene, cuando sin esperarlo me dijo siéntate en la silla, me senté despacito para no caerme de la silla cuando ella me abrió de piernas dejando mi pene erecto a la vista, sentí un pequeño cosquilleo en mi pene pero sabia que no me estaba tocando cuando sentí que su lengua me tocaba la zona del frenillo y eso me volvía loco, empezó a darme pequeños lametazos en esa zona, yo sentía como ella pasaba lentamente su lengua por hay y yo hacia que mi pene se moviera, ella empezó a recorrer todo mi glande dando pequeñas paradas, dando lenguetazos poco a poco, saboreandola poco a poco, jugando conmigo, empezó a darle pequeñas succiones en el glande, yo estaba que no podía mas estaba súper excitado, cuando ella empezó otra vez a darme lenguetazos por todo mi pene, la dige que quería mas guerras que quiera correrme, pero ella no dijo nada, siguió a lo suyo saboreando todo lo que podía, empezó otra vez con esa maravillosa lengua a darme lenguetazos una y otra vez hasta que por fin ella se la metió  en la boca, sentía mucho placer, un pequeño cosquilleo y usa vez una cambio de temperatura de frio a calor cuando ella se la metía en la boca, mi pene entraba y salia despacio de su boca, ella no paraba de mover la lengua cuando lo hacia, yo estaba apunto de llegar al mayor orgasmo de mi vida, cuando ella se paro y me dijo todavía no te vas a correr por que no quiero yo, eso me puso muy muy cachondo hasta tal punto que sentía que mi pene iva a explotar de la cantidad de sangre que tenia concentrada, cuando empece a sentir otra vez esa lengua me percate de que tenia algo muy frio de vez en cuando, recordé que ella tenia un piercing en la lengua, ¿?seria eso lo que sentía frio?¿, otra vez empezó a recorrer todo mi pene dando lenguatazos por todos lados y jugando con su lengua, sin verlo venir ella enguño mi pene hasta el fondo, sentí su garganta, eso me pierdo, sentir como la tiene toda dentro de su boca me derretia se tiraba así unos segundos y volvía a sacarla y otra vez, engullía toda otra vez y la sacaba, yo estaba en un clímax continuo no sabia que hacer, cada vez que estaba a punto de correrme ella la sacaba de la boca justo en ese momento de clímax, se paro por unos instantes y sentí otra vez otro gel, y otra vez la misma operación ella me pajeaba un poco y la engullía entera, pajeaba y engullía otra vez, era como una cosa mecánica, pero de vez en cuando pasaba la lengua por todo mi pene despacio parándose en el frenillo, y engullía del tirón toda otra vez, no se cuanto tiempo estuvimos así pero yo no podía mas y la dije que quería correrme ya que no aguantaba mas que no podía mas quería correrme ya que me dejara correrme por que no soportaba tanto placer que me daba, ella me contesto ahora te corres que quiero probar tu semen, ella siguió con la misma operación engullía, tragaba y echaba silaba así durante un buen rato hasta que por fin me dijo que me iba a dejar que me corría gusto, me echo otro gel, y volvía a la carga otra vez esparcía por todo mi pene, saboreaba con gusto con muchas ganas, engullo otra vez hasta el fondo, ella sabia que me estaba apunto de caramelo, cuando empezó a pajeare lentamente y me dijo quiero que me des tu semen muy despacio y te corres en mi lengua, quiero disfrutar tu semen poco a poco y quiero que me des tu mejor corrida, empezó otra vez a engullir y darme lentamente muchísimo placer, jamas he sentido tanto placer con una mamada, empezó lentamente a engullir y poco a poco a saborear mi pene, empezó a aumentar el ritmo muy poco a poco, me pajeaba lentamente, engullía todo mi pene, me daba lametazos, cuando empece a sentir que venia el clímax, justo en ese momento paro, me corto el clímax, el mejor orgasmo de mi vida, se paro complementarte estaba rozando el clímax y me arruino el orgasmo cuando me dijo quiero te voy a quitar las esposas y el antifaz y quiero que hagas conmigo lo que quieras, justo cuando me quito las dos cosas, la coji y la dije me las vas a pagar todas juntas y voy a llenarte la boca de semen, me vas a dar la mamada mas larga de tu vida y ahora soy yo quien va abusar de ti, la coji del pelo y la pegue un tirón y la dije ¿quieres que me corra? pues tragatela entera hasta el fondo, era espectacular su cara, ella no paraba de mirarme fijamente a los ojos cosas que me chifla cuando una mujer me hace una mamada, la cogí del pelo y la dije ¿que es lo que has usado? me señalo a la mesita y me dijo geles de sabores y de frio y vi las esposas, las cogí se las puse yo a ella y la dije ahora vas a enterarte, le puse las esposas la cogí del pelo y le se la metí hasta el fondo, ella no paraba de mover la lengua y yo de intentar meterse la mas hondo, estaba desatado, no sabia lo que me pasaba, la cogía de la cabeza y me la follaba brutalmente, ella no paraba de dar arcadas y decir que quiera mas, que la diera mi semen, yo seguía a lo mio, empujando hasta el fondo, me pajeaba, la decía que sacara la lengua, me rozaba con ella, la metía hasta el fondo, ella me pedía a gritos que quería mas, que quería que la follase, yo seguía a lo mio, seguía metiendola hasta el fondo, ella no paraba y cuando me di cuenta, me senté en la silla, me abrí de piernas, la coji por el pelo y la dije que me la chupase lentamente que quiera correrme, ella empezó a lamerme otra vez despacio, con lentitud, moviendo muchísimo la lengua, volvía a engullir, volvía a lamer todo mi pene. estuvo así un buen rato hasta que la cogí la cabeza y marque yo el ritmo, un ritmo frenético, hasta el fondo que daba, cuando empece a sentir el climas ella intentaba quitarse, y la dije que sacara la lengua y que hiciera cuchara, empece a sentir que venia el clímax, sentía como venia con fuerza me apreté muchísimo el pene cuando ella me dijo ¡¡¡quiero tu semen dámelo lo quiero ya cabrón!!! Empece a sentir como me corría en su lengua sin parar, una cantidad que jamas había echando estube como 15 o 20 segundos corriéndome en su boca, ya no la cabía mas y empezó a chorrearle el semen por el pecho, cuando sentí que termine, la dije ahora tragatelo, pero saborearlo, disfrutalo, siéntelo, empezó a jugar con el en su lengua, era una escena muy porno pero ami me derretía como esa mujerona jugaba con el, después de estar un rato jugando con mi semen, la coji la cabeza y le metí una buena follada de boca, otra vez, tenia la boca con un poco de semen y sentía que me podía correr otra vez, estuve abusando de su boca un buen rato hasta que empece a sentir que me podía correr otra vez, pero de golpe y porrazo no sentía nada, solo un pequeño escozor y dolor en mi pene…

 

Le quité las esposas, la ayude un poco a ponerse en pie y me dijo que le había encantado que la tratase así, que mi semen era espectacular con una sabor muy dulce y que mi pene aunque era de los mas pequeños que había probado le había encantado, me dijo que quiera pegarse un bañito en el jacuzzi y beberse una buena cerveza fría mientras, que quiera mas pero que primero quería relajarse un poco tranquilamente y cenar, yo seguía todavía poseído, con muchísimas ganas de mas de esa mujerona tan espectacular pero era momento de reponer fuerzas, cuando me quise dar cuenta eran cerca de las 11:30 de la noche, nos habíamos tirado como 1 hora y media de la mejor mamada de mi vida con una mujer espectacular, pero teníamos que coger fuerzas para el segundo round como digo yo, ya que sabia que la noche solo acababa de empezar para mi.

 

 

 

Recommended Posts

Deja tu comentario