Hay veces en la vida que vienen todas dadas del revés. Nada sale bien y todo parece ir contracorriente, hay momentos en los que a perro flaco todo son pulgas. Tantas malas noticias  que sólo te queda el consuelo de los placeres básicos de la vida; comer, dormir y follar. De lo primero cuando va todo mal, poco, no hay mucha hambre al menos en mi caso. en otros casos ocurre lo contrario, y son capaces de comerte por los pies como te descuides. Ese no es mi caso, se me cierra el apetito y solo hago que destrozar pulmón al fumarme una cajetilla de tabaco al día. En cuanto a dormir, pues más bien poco, la cabeza llena de problemas me impide conciliar el sueño así que lo único que hago es matarme a pajas para poder relajarme.

Lo único que nada consigue quitarme son las ganas de follar, echar un buen polvo con alguien conocida o desconocida, me da igual. mientras más jodido estoy, más me apetece follar. Si es cierto que cuando estoy de mal humor, a penas me apetece conocer a alguien nuevo, estoy que muerdo. Así que sólo quiero follar, sin hablar, sin preguntas, sin incómodos protocolos sociales, cortesía, tan sólo el acto animal de fornicar. Y para ello que mejor que recurrir a las profesionales. Busco putas en Valencia en misvecinitas.es y sacio mis ansias de sexo salvaje. Pido lo que quiero como quiero, pago y punto…

Recommended Posts

Deja tu comentario