Las 19.00 de la tarde y aún trabajando, que otra cosa iba a hacer, nadie me espera, no tengo nada que hacer aprte de trabajar. cada vez más mi vida se ha convertido en un calco del personaje que interpretaba lemon en la obra maestra EL Apartamento.

Los compañeros se despiden al salir de la oficina, yo no sólo como jefe, si no como alguien triste sin vida, soy el qwue cierra la persiana todos los días. Cada vez que se acerca el fin de semana me echo a temblar, llega el Viernes y estoy deseando que llegue el Lunes para poder seguir con mi rutina, mi zanahoria. Ya que es lo único que me deja seguir adelante. Sólo hay una cosa que hago diferente al trabajo, ir al gimnasio a última hora de la noche, cuando ya no hay nada, me relaja antes de dormir. pesas, algo de cardio, sauna, ducha y a casita a cenar para acostarme enseguida. y así día tras día.

Hoy es un día de sos, como todos los míos. Era Jueves y me tocaba ir al gimnasio. Esta vez fuí algo más pronto de lo habitual, lo que llevó a darme cuenta que había más gente de lo habitual. Mientras me cambiaba en el vestuario, escuché sin querer la conversación de dos chicos que al parecer hablaban de una chica.

Estaban hablando de una chica rubia que se había hecho unas fotos con una piton, lo que me llamo la atención de la conversación fue el detalle de uno de los chicos , el que relataba, que presumía de haberse acostado con ella y que además la tía había disfrutado. Al rato me percaté que estaban hablando de putas en valencia . Chicas que ejercian la profesión más antigua del mundo.

Uno de ellos, el más cachitas le hablaba al otro de como había encontrado a la chica, debía haber sido por internet, porque hablaba de una página, dónde a modo de escaparate estaban las chicas. El otro chico preguntó el nombre de la página y este dijo misvecinitas.es

Os mentiría si os dijese que no despertó mi curiosidad la conversación. luego ojearé pensé. Me puse a hacer mi rutina de ejercicios y cuando veía a los chicos, me acordaba de lo escuchado. Sin querer o queriendo, acabe antes, no hice sauna y me duche rápido para llegar a casa y ponerme delante del ordenador.

Puse en el navegador www.misvecinitas.es y wuala, allí estaba el mismísimo templo del placer. Tiraba de scroll para ver a las chicas, la verdad es que estaban muy bien, hice clik en una que me gustó y dentro de su ficha aparte de ver las fotos, se podía ver un vídeo de la chica, así como su número de teléfono y los servicios que realizaba, horario de atención etc…

Estaba alucinado, no sabía que existían este tipo de páginas, ha sido todo un descubrimiento para mí. Como buen escéptico que soy, dudaba que esas chicas fuesen reales o estuviesen a mi alcance a un solo click. Nunca me había ido de putas valencia , pero me llamaba la atención probar. Nunca he tenido problemas morales al respecto, es más, lo contrario, me apetecía probarlo.

Llamé a la chica que más me gustó, una negra descomunal con un culazo de escándalo. Para mi sorpresa, contestó, y me quedé algo cortado, le dije que llamaba por lo del anuncio, me preguntó dónde lo había visto y le dije Hotplay. Después de relatarme los servicios que practicaba, y de decirme la zona donde se encontraba, quedamos.

Fui al lugar, llame tal como me dijo a la puerta y me abrió la descomunal chica. estaba tremenda, tal cual en las fotos , si no mejor, porque era muy guapa de cara. Me preguntó cuanto tiempo iba a estar y le dije que una hora, le pague los 100 euros y me llevó a la ducha para hacerme la mejor mamada que me han hecho en la vida. Ni salimos de la ducha, en 15 minutos ya me había corrido en su boca. Alucinaba, cuanto tiempo había estado perdiendo en mi vida con relaciones insulsas, cuando por fin podía cumplir mi sueño de que una negra me la comiera.

Después de la ardientre ducha, nos metimos en la cama para follármela a cuatro patas. Que vistas, qué culo dios mío, no puede aguantar y me corrí de nuevo. en una hora esta mujer hizo correrme hasta 4 veces. Fueron los 100 euros mejor invertidos de mi vida. La cual por cierto, cambió un poco bastante. ya no era el último en salir de la oficina. Una chica nueva me esperaba cada semana. La vida puede ser maravillosa!

 

Recommended Posts

Deja tu comentario